Lancia Voyager 2.8 CRD

  • Published in

El Lancia Voyager 2.8 CRD Platinum cuenta con el equipamiento de serie más completo en el segmento de los grandes monovolúmenes. Esta es la principal peculiariedad del vehiculo cuya prueba sacamos hoy a la palestra y que se comercializa únicamente con el motor 2.8 litros turbo diesel de 163 CV.

La versión tope de Gama Platinum se distingue exteriormente por las llantas de 17”, faros de xenón y retrovisores y barras de techo cromadas. El diseño nos parece atractivo.

En el interior, destaca la tapicería de piel negra y Alcántara, que dan lugar no solo a un aspecto acogedor sino a una máxima comodidad dentro del habitáculo. Los asientos anteriores y posteriores están dotados con la función de calefacción y son regulables mediante mandos eléctricos con memoria. La palanca de cambios está revestida en piel, al igual que el volante que, además, dispone de mandos de audio.

El interior del Lancia Voyager es robusto a la vez que flexible gracias al sistema Stow´n Go, que permite la distribución, en el suelo del habitáculo, de la segunda y tercera fila, permitiendo una capacidad de 4.100 litros. Los asientos de la tercera fila son abatibles mediante un mando eléctrico.

El equipamiento de serie del nuevo Voyager Platinum se completa con 40 contenidos de seguridad activa y pasiva, entre otros: ESC, 6 airbags, Cruise Control y faros antiniebla. Además esta versión incorpora el novedoso sistema de detección de objetos en ángulo muerto. Los espejos exteriores son regulables eléctricamente y las puertas laterales, al igual que el portón posterior, son accionados mediante mando eléctrico. 

Al volante, estamos ante un gran monovolumen con todo lo que ello conlleva. Comodidad total, habitáculo impresionante, baja rumorosidad mecánica y economía de carburante son las principales características del Voyager que se mueve, sobre todo por autovías y autopistas, con gran soltura. En los productos como el que nos ocupa hay que tener presente que la conducción no es la de un turismo y que hay que estar al tanto no sólo de las medidas sino del reparto de pesos y el centro de gravedad del producto. Dirección, frenos, suspensiones y cambio de marchas tienen un comportamiento notable. El propulsor tiene el perfecto equlibrio entre economía y prestaciones.

Como resumen señalar que el Lancia Voyager 2.8 es un monovolumen muy interesante para trasladar a siete personas con comodidad, economía y seguridad.

Bien acabado y con un equipamiento sobresaliente se comporta como un vehículo noble, versátil y de agradable conducción.

El precio del Lancia Voyager es de 34.750 euros

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.