Volkswagen Scirocco 2.0 TDI 184 CV DSG

  • Published in

Uno de los coches más atractivos, completos y competitivos que hemos probado en los últimos tiempos es el Volkswagen Scirocco TDI de 184CV con cambio DSG. Siempre lo recordaremos con sumo agrado. Vayamos con su análisis. El diseño exterior nos parece sensacional desde cualquier ángulo que se mire, con un frontal espectacular y una trasera de las más esculturales que hemos visto en años. Con buen criterio, el fabricante apenas ha variado la fisonomía del producto con respecto a su antecesor, con lo que es fácil identificar a un modelo con mucha personalidad.

En el interior cambia la relojería sobre el salpicadero. No varía, y es un nuevo acierto de la marca, la calidad de acabados. La postura al volante, más bien pequeño, como nos gusta, es impecable. En cuanto al habitáculo es claramente un 2+2, con unas plazas delanteras óptimas pero en las traseras deben abstenerse de viajar personas de gran complexión. El maletero tiene 312 litros de capacidad.

En lo que respecta al equipamiento destacar que el nuevo Scirocco se beneficia de las últimas tecnologías que la marca alemana incluye en sus coches. Monta un equipo multimedia más completo, un sistema de aparcamiento asistido o los avisos de ángulo muerto. De serie, nuestro Scirocco incorpora llantas de 18", climatizador doble, faros de xenón para carretera y cruce, asistente al arranque en pendiente, levas del cambio en el volante, ordenador de viaje, sensores de lluvia y luces, cuero, volante específico, alerón trasero, pedales en aluminio y regulaciones eléctricas en asientos, entre otros elementos.

En los propulsores de la gama es en el apartado en el que se observa más cambios con una reducción de emisiones y consumos de un 19%, y un aumento de potencia de hasta 20 CV. La unidad de pruebas cedida a este digital por la marca portaba uno de los motores más novedosos, el 2.0 TDI de 184 CV, que en nuestro caso llevaba el automático DSG. Los consumos están optimizados en el entorno de los 6 litros/100 kms, las prestaciones son excelentes, la agilidad del conjunto y las recuperaciones sobresalientes y el sonido del motor, si lo elevamos de vueltas, una sinfonía inolvidable. El cambio secuencial, irreprochable.

El comportamiento del Scirocco es excelente. Nos gustó su chasis y el sistema de suspensiones, un binomio certero y con el que el conductor interioriza dos elementos claves: seguridad y eficacia en el paso por curva, con un comportamiento bastante neutro. Nuestra unidad incorporaba una suspensión adaptativa con tres niveles de dureza. La dirección se muestra muy precisa y la frenada no dio muestras de agotamiento en ningún momento.

Como resumen señalar que el Volkswagen Scirocco es un modelo fácil de conducir, con el que empatizamos desde el primer momento al poco de comenzar a rodar con él tras ponerlo en marcha. Con un diseño sensacional, bien terminado y equipado, económico, ágil, rápido y seguro, estamos ante uno de los mejores automóviles que hemos probado en años. Todos los apartados a estudio nos gustaron y no le encontramos defectos salvo una habitabilidad trasera discreta y una visibilidad tres cuartos trasera mejorable. El precio del Volkswagen Scirocco 2.0 TDI 184 CV DSG es de 33.480 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.