Audi A3 Sportback 2.0 TDi Quattro S Tronic

  • Published in

El Audi A3 Sportback 2.0 TDi Quattro S Tronic 184 CV es uno de los vehículos más completos que hemos probado del segmento Premium: deportivo, dinámico y seguro. El diseño presenta una imagen alargada y deportiva. Los grandes pasos de rueda sustentan la reivindicación de deportividad de la versión. Es más ligero que su antecesor; pesa 90 kilos menos, gracias a la ingeniería de construcción ligera de la marca, que se ha empleado a fondo en algunas zonas del coche, como la tapa del vano motor, que ha sido construida en aluminio.

El interior destaca por la amplitud y comodidad del conjunto. Con el aumento de la distancia entre ejes, uno de los grandes avances de este nuevo A3 es la mejora del espacio para cinco pasajeros, especialmente los de la zona trasera, ya que disponen de un mayor espacio para las piernas, en relación con los respaldos de los asientos delanteros.

El cuadro de instrumentos presenta un diseño estilizado, con la consola central inclinada hacia el conductor. Los asientos y el volante son de nuevo desarrollo, y el manejo es claro e intuitivo. Hay cambios en el tablero de instrumentación, con mayor percepción de espacio, al desaparecer la consola central. El conductor cuenta con una pantalla de mayor tamaño en la que se ubica el sistema MMI, con el tradicional botón giratorio para la gestión de todas sus funciones. Los acabados son muy buenos, abundando los materiales de buena calidad y presencia.

Entre el equipamiento de serie del acabado Ambition destacan elementos como el climatizador o el sistema Audi Drive Select, que permite elegir el modo de conducción que pueden ser completados de forma opcional con el sistema acústico de asistencia al aparcamiento trasero y el control de crucero adaptativo. En cuanto a los sistemas de asistencia al conductor, la versión ofrece soluciones que marcan la pauta en el segmento de los compactos Premium. En el equipamiento cabe destacar el MMI, interfaz Bluetooth, Tempomat y volante de cuero multifunción de 4 radios.

El motor es el conocido 2.0 TDI common rail, en su variante más potente de 184 CV. Tiene un buen par y funciona muy bien entre 2000 y 4200 r.p.m.. Potente, elástico y con unos consumos bastante ajustados para la caballería de que dispone es portado de manera estimable por un chasis que cuenta con una estabilidad optimizada gracias a unas suspensiones ajustadas para dar comodidad y seguridad al conjunto, con un buen paso por curva. Se agarra muy bien al asfalto y buena parte de ello se debe a tracción integral de última generación. La frenada es eficaz y no desfallece aún en el caso de que se la exija. La caja de cambios, de seis marchas, secuencial-automática de tipo DSG, realiza los cambios de manera rápida y satisfactoria.

Al volante, todo es sencillo y manejable, destacando la eficacia del conjunto. Motor, dirección, cambio, frenos y suspensiones cumplen con su cometido a plena satisfacción del conductor y estamos ante un devorador de kilómetros que se desenvuelve muy bien en todo tipo de carreteras y ante cualquier tipo de exigencias de conducción.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Audi A3 Sportback 2.0 TDi Quattro S Tronic 184 CV señalar que estamos ante un automóvil muy completo: potente sin dejar de ser seguro, con aires de deportividad pero con un habítáculo amplio, con una estabilidad notable gracias a su tracción 4x4 sin dejar de ser cómodo; elegantemente discreto y con unos consumos más que razonables si tenemos en cuenta que tenemos mucha caballería bajo el capó. Un automóvil muy completo. Su precio es de 39.670 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.