Mini Cooper S Coupe

  • Published in

Mini es sinónimo de éxito. Desde siempre. El venerado diseño de Alec Issigonis y su sucesor son superventas al estilo de las mejores bandas de rock de la historia y en el momento actual el antiguo icono de Leyland, tres veces ganador en Montecarlo, sólo le está dando alegrías a la germana BMW.

Hoy sacamos a la palestra nuestras impresiones al volante del Mini Cooper S Coupé, una de las últimas versiones procedentes de la factoría de Oxford.

El diseño exterior no deja indiferente a nadie. Aunque en nuestro entorno el automóvil ha recibido más elogios que críticas su estética no nos parece su punto fuerte precisamente. El interior es el típico de un dos plazas impecablemente concebidas con ergonomía deportiva. Las terminaciones son muy buenas y la instrumentación evoca a la de su antepasado en cuanto a la distribución de la relojería con un enorme velocímetro en el centro del salpicadero.

El completo equipamiento es una de las características más relevantes de nuestro protagonista. Todas las versiones incorporan de serie el control de tracción y control de estabilidad. Junto a elementos de equipamiento como el asistente al aparcamiento, faros de xenón y luz de orientación en curva, el Mini Coupé también puede incorporar altavoces de alta fidelidad Harman Kardon, Bluetooth, puerto USB, navegador y el sistema de acceso a internet Mini Connected que permite conectarse con facebook o twitter desde el coche, mientras que el control de diferencial electrónico es opcional en todas las versiones, salvo en el Cooper Works, en el que es de serie.

En materia de seguridad el Mini Coupé incluye sin sobreprecio, entre otros elementos, airbags frontales y airbags laterales para proteger la zona torácica y la cabeza, que están montados en los flancos exteriores de los respaldos de los asientos. Además, este modelo está equipado con cinturones de seguridad automáticos de tres puntos de anclaje con limitadores de fuerza y tensores. Adicionalmente cuenta con un indicador de pinchazos.

Al volante, el Mini Cooper S Coupé tiene la filosofía y prestaciones de un deportivo. Inspira confianza desde el primer momento por su excelente chasis y el conjuto mecánica brilla con máxima nota. Empezando por su propulsor de 1.600 cc y 184 CV que es una maravilla en empuje, agilidad y recuperación. A ello se añade un cambio de seis marchas modélico, unos frenos eficaces y una dirección muy bien servoasistida. A la estabilidad del conjunto ayuda el alerón trasero retráctil que se alza a partir de 80 kms/h con el fin de conseguir mayor carga aerodinámica. A altas velocidades, la batalla y las vías reducidas obligan a una conducción con máxima concentración.

En resumen, el Mini Cooper S Coupé es un automóvil de gran personalidad, ideal para personas de espíritu joven, muy valorado comercialmente por las féminas y que presenta un conjunto mecánico en el que la eficacia es la nota dominante. Bajo un conjunto deportivo permite todo tipo de conducción gracias a la enorme elasticidad de su propulsor. Y todo ello a un coste razonable habida cuenta las peculiaridades de este “capricho” sobre ruedas.

El precio del Mini Cooper S Coupé es de 21.600 euros

 

 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.