Lancia Ypsilon Elefantino

  • Published in

El Lancia Ypsilon Elefantino que hoy analizamos va dirigido a un público joven con múltiples guiños hacia las féminas como las leyendas de los montantes de las puertas que representan las ciudades más “a la moda” de Europa aunque con la “Y” de Ypsilon, como "Parys", "Berlyn" o "Mylan". En el interior, estas inscripciones se repiten tanto en el salpicadero como en los respaldos de los asientos.

El propulsor que incorpora el automóvil es el 1.2 Fire de cuatro cilindros y 69 CV, suficiente, aunque no generoso, para mover un vehículo que pesa 965 kilos. Sus cifras de aceleración, recuperación y velocidad máxima son discretas, pero con los actuales límites de velocidad no hacen falta más prestaciones.

Su diseño podrá gustar o no, pero tiene personalidad y empaque para ser un coche de los denominados "pequeños". Tiene una prestancia propia de superiores categorías. Pese a su carácter urbano se desenvuelve bien en autovía. En carreteras de doble sentido su escasa potencia nos exige condiciones muy favorables para realizar adelantamientos. Los consumos medios están en el entorno de los 7 litros por más que el fabricante hable de 5. El ordenador no engaña.

El interior es el propio de un monovolumen de los pequeños y nuestro protagonista destaca más por su altura que por su anchura, pues es más bien estrecho. Cómodo y bien terminado, está pensado para cuatro adultos y no cinco, pues la bancada trasera es para dos personas.

La dirección es la típica del Grupo Fiat, excesivamente servoasistida y demasiado directa en vías rápidas lo que no es de nuestro gusto en carretera pero si en ciudad, sobre todo la función “City”, especialmente agradable en las maniobras de aparcamiento.

Al ser un automóvil alto y estrecho, su estabilidad no es la propia de un deportivo precisamente, aunque por contra es un coche cómodo por el planteamiento general del sistema de suspensiones. Insistimos en que su terreno natural es la ciudad y en ella, si no fuera por los consumos ya comentados, es un producto interesante. Es un coche de accionamiento suave y muy maniobrable gracias a sus 3,84 metros de largo. La frenada es correcta y el manejo de la palanca de cambios, muy agradable, rápido y efectivo.

En cuanto al apartado del equipamiento señalar que el Lancia Ypsilon Elefantino cuanta con el acabado básico al que, además de las habituales medidas de seguridad y confort, se añade un volante y pomo del cambio forrados en piel, equipo de música de seis altavoces, tapacubos negros y aire acondicionado, como elementos más destacables.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Lancia Ypsilon Elefantino señalar que estamos ante un automóvil urbano, con un diseño original, cómodo, bien terminado, muy maniobrable y con un precio razonable pues hablamos de 8.990 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.