Ford Fiesta ST

  • Published in

Uno de los coches que hemos probado más a fondo en los últimos tiempos fue el Ford Fiesta ST que hoy comentamos. Largo viaje tras recogerlo, varios cientos de kilómetros para realizar la cobertura informativa de una importante prueba automovilística regional y por si fuera poco un día entero de tandas en un circuito en una jornada de tests.

¿Conclusiones? Es un coche excelente. No adelantemos acontecimientos y vayamos con la radiografía del producto.

Su diseño exterior nos parece muy atractivo. Estamos ante la versión deportiva del modelo más representativo en Europa del fabricante estadounidense y si la gama resulta interesante la puesta en escena del ST lo es más. El interior presenta unas buenas terminaciones, con un habitáculo interesante en sus plazas delanteras con asientos tipo baquet que envuelven bien a conductor y pasajero. Las plazas traseras no están pensadas para adultos de fuerte complexión.

El equipamiento de serie del Fiesta ST incluye climatizador automático, sistema de sonido FordSYNC con bluetooth, control por voz, puerto USB, control de estabilidad ESP con tres modalidades, ordenador de viaje, sistema de arranque sin llave, asientos delanteros Recaro con función térmica, tapizado mixto tela/cuero, radio Sony, llantas de aleación de 17 pulgadas y paquete deportivo exterior.

En materia de seguridad cabe destacar la incorporación de un sistema de control de estabilidad ESP, con tres modos de funcionamiento: normal, sport y desactivado y el dispositivo Torque Vectoring Control, un sistema que se encarga del control de reparto del par motor distribuido a cada rueda delantera con el objetivo de ofrecer en todo momento el agarre más óptimo. De esta forma se reduce el subviraje al mejorar las condiciones de tracción y motricidad.

El motor es un 4 cilindros de 1.596 cc, con bloque y culata de aluminio, inyección directa, distribución variable de 4 válvulas por cilindro y sobrealimentado por turbo. Reporta 182 CV a 6.000 rpm. Es un propulsor que va muy bien a todo tipo de regímenes, elástico y con todo su potencial a disposición del conductor si se le exigen prestaciones. Los consumos son razonables (homologan 5,9 aunque nuestro consumo fue de más de 7,7) habida cuenta que lleva mucha caballería y poco peso (1.160 kilos).

Al volante nos parece un coche muy interesante porque es tan divertido como fácil de conducir. Es potente pero se controla, no es brusco, no tiene los radicalismos de otros competidores y por tanto es más seguro. Las suspensiones están optimizadas para acompasar muy bien seguridad y comodidad. Es noble de comportamiento. La dirección es suave y precisa, la franada óptima e infatigable y el accionamiento del cambio de seis marchas muy rápido y bien escalonado.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del automóvil señalar que el Ford Fiesta ST es un coche atractivo, potente, divertido, seguro y con personalidad. Tiene, pese al potencial del propulsor, un equilibrio bastante razonable en cuanto a su uso pues la elasticidad de su motor permite ir a muy bajas revoluciones y, si se le exige, responde con celeridad. Una interesante opción para personas de espíritu joven a las que les guste conducir coches con carácter pero no indómitos y a un coste de adquisión bastante ajustado. Su precio es de 20.222 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.