Peugeot 4008 1.6 HDi

  • Published in

La prueba que publicamos hoy corresponde al Peugeot 4008, un modelo derivado del Mitsubishi ASX, con el que comparte plataforma junto al Citroën C4 Aircross. En su diseño exterior destaca la parrilla flotante y los grupos ópticos que aportan imagen de marca. El producto gana prestancia con numerosos cromados en el frontal, los de las entradas de aire laterales o el junquillo que decora el portón trasero. El remate lo ponen las llantas de aleación de 18’’.

Al hablar del interior señalar que el Peugeot 4008 es de esos coches que al verlo por fuera da la sensación de ser mucho más pequeño de lo que luego realmente es cuando nos sentamos en él. La posición elevada del conductor imprime seguridad. El interior del 4008 es amplio para cuatro ocupantes. Si detrás está previsto que viajen personas de estatura alta es preferible no instalar el techo de cristal opcional porque resta espacio para la cabeza.

Probamos la versión diésel, el 1.6 HDI de 115 CV. El motor tiene una buena respuesta en la mayoría de las circunstancias, consume poco carburante y da un empuje suficiente para realizar una conducción normal. Tiene un sistema de tracción total conectable. La unión entre el eje delantero y trasero se realiza mediante un embrague multidisco. Hay un mando circular en la consola central que permite elegir entre tres programas: 2WD, tracción delantera; 4WD, tracción integral y Lock para terrenos de baja adherencia.

El 4008 incluye de serie elementos como seis airbags, control de estabilidad, programador de velocidad, climatizador automático, acceso y arranque sin llave, faros de xenón, luz diurna de ledes, equipo de sonido con manos libres Bluetooth para teléfonos móviles y conexión USB y llantas de aleación de 18 pulgadas. Puede tener opcionalmente navegador con pantalla táctil, cámara trasera para facilitar las maniobras de aparcamiento, tapicería de cuero, calefacción en los asientos delanteros, alarma y techo solar panorámico.

El comportamiento del vehículo es el típico de los SUV, también llamados todocaminos o vehículos deportivos utilitarios. Cómodo en ciudad por la posición elevada del conductor en el habitáculo es seguro en carretera siempre y cuando tengamos presente su alto centro de gravedad respecto al suelo, pensado para zonas campestres. Su polivalencia le permite desenvolverse bien en todo tipo de terrenos no brillando en particular en ninguno de ellos. Cambio, dirección, frenos y suspensiones cumplen su cometido con solvencia.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Peugeot 4008 señalar que es un vehículo fácil de conducir, confortable en todo de tipo de circunstancias y bastante práctico porque hay un buen compromiso entre prestaciones y consumos que se encuentran en el entorno de los 6,5 l/100 km. El precio del producto es de 30.150 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.