Alfa Mi-To Quadrifoglio Verde

  • Published in

Recuperar las sensaciones, diferentes, que provoca conducir un vehículo italiano es una satisfacción. Y arrancar una nueva etapa con un símbolo de la industria automovilística transalpina actual como es el Mi-To de Alfa Romeo en su versión más completa, la Quadrifoglio Verde, ha sido un placer.

Hace tiempo que no sentíamos la conducción en estado puro y ese es el recuerdo que nos llevamos del Mi-To QV.

La firma del biscione plantea, para empezar, un diseño original al tiempo que evocador en el Mi-To. Es habitual que el fabricante turinés se autohomenajee cada poco tiempo. Tiene motivos para ello. El interior cuida los detalles estéticos como sólo los italianos saben hacer. Al tiempo, estamos ante un automóvil en el que el conductor tiene muy buena información en el salpicadero dentro de un habitáculo en el que destacan unos asientos tipo baquet que envuelven de maravilla a los ocupantes.

El equipamiento es uno de los puntos fuertes del producto. A destacar, los siete airbags que están repartidos de la siguiente guisa: dos en la parte frontal, dos a los costados de los asientos, dos tipo cortinas y uno de rodillas en el lugar del conductor; cinturones de seguridad de tres puntos con pretensores para todos los ocupantes, cabeceras activas, control automático de estabilidad, distribución electrónica de frenado, frenos ABS, asistencia en pendientes, control de tracción, sistema Star & Stop, torsión dinámica de la dirección (DST), alarma y hasta un kit de prueba de alcoholemia con el que Alfa Romeo pretende alertar sobre la incompatibilidad entre el alcohol y el volante.

La conducción del Mi-To QV rezuma deportividad desde que accionamos el contacto. Las medidas del coche le confieren una agilidad y eficacia a toda prueba. El sonido del propulsor, de 1.400 cc con turbocompresor y que reporta una potencia de 170 CV es el habitual en Alfa: va variando según las revoluciones y en toda la gama resulta seductor. La dirección es suave y precisa; el cambio de seis velocidades está bien escalonado con una palanca de rápido accionamiento, mientras que la frenada resulta acorde con las necesidades del vehículo. Las suspensiones, un tanto duras, asimilan enérgicamente las irregularidades del terreno al tiempo que proporcionan mucha seguridad en curvas.

Como resumen de nuestras impresiones al volante y valoración subjetiva de la prueba realizada al Alfa Mi-To Quadrifoglio Verde señalar que estamos ante un planteamiento global deportivo de un coche muy manejable, en el que la conducción se disfruta desde el primer momento, con mucha seguridad, alta tecnología y personalidad de conjunto. Los automóviles italianos tienen una impronta que sólo sus ingenieros saben plasmar. Cosas de la tradición y la historia que valoramos los que nos gustan los automóviles y que no vemos en ellos simplemente utensilios que nos trasladan de un lugar a otro, sino algo más.

El precio del Alfa Mi-To Quadrifoglio Verde es de 21.850 euros

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.