¿Cuánto vale mi coche?

Cuántas veces has escuchado el típico comentario “una vez sales del concesionario, tu coche ya cuesta un 40% menos"; seguro que muchas, ¿verdad? Pero ¿Qué tiene de cierto dicha frase? Intentaremos explicarlo. ¿Cuál es la pérdida de valor real de un coche nuevo justo al ser matriculado? Todos los conductores son conscientes de la devaluación que sufre un vehículo desde el momento de la compra y que le convierten en una inversión muy a tener en cuenta ya que en un alto porcentaje de las veces no se suele recuperar el dinero gastado en él. Pocos son los coches que realmente suponen una inversión de futuro ya que casi en su mayoría, van perdiendo valor con el paso de los años.

Pero, ¿Cuánto se devalúa al salir de un concesionario? La mayoría de estudios realizados, el último a cargo de Audatex, revelan que un coche pierde el 18% de su valor residual en el momento en que se matricula, registrando además una depreciación del 10% durante los próximos seis años de vida. En concreto, se estima que un coche de unos cuatro años de antigüedad ha perdido el 50% de su valor, mientras que a partir del sexto año la depreciación se suaviza con una caída del valor residual de, aproximadamente, el 5% anual. Al alcanzar a los 9 años de vida, el coche sólo vale el 16% y a los 10 años, el 13% de su valor original.

Por otro lado, también se concluye que el kilometraje anual de los coches también puede contribuir a devaluar en mayor medida el precio final del vehículo. De ahí que a medida que el coche va cumpliendo años, el número de kilómetros que realiza se reduce drásticamente. Así, mientras que un vehículo nuevo, de uno o dos años, puede llegar a recorrer una media de 22.000 kilómetros, uno de más de nueve años baja su distancia hasta los 12.000.

En este sentido, los costes de mantenimiento también influyen. Y es que a partir del cuarto año estos se disparan llegando a duplicarse a partir del sexto año al tiempo que las averías también pasan a costar el doble.  Los expertos señalan que el momento óptimo para poner un coche usado a la venta es cuando cumple entre dos y cuatro años.

En este período, se considera que el coche aún mantiene las prestaciones mecánicas en buen estado y el kilometraje no influye tanto en el precio. Pese a esta depreciación de los coches nuevos, cada vez está más en alza el negocio relacionado con la compra-venta de coches clásicos. Eso sí, lo realmente importante es que tengan matrícula histórica, es decir, que el dueño lo haya catalogado con un expediente de Histórico, no que tenga muchos años de antigüedad.

 

Texto: Manolo Sánchez

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.