Lamborghini Diablo, el clásico más espectacular

  • Published in

Gracias a la deferencia de un empresario alicantino hemos podido conocer mejor a uno de los iconos de la historia del automóvil del siglo XX, el Lamborghini Diablo. Ha sido una toma de contacto breve, pero intensa. Como pasa el tiempo...Es el último "Lambo puro" diseñado por Marcello Gandini antes de que una multinacional estadounidense se hiciese con la marca. Nuestro protagonista fue fabricado en 1.991. Tiene más de 25 años y ya es un clásico. Es un primera serie del que nuestro interlocutor piensa que quedan menos de 10 unidades en España.

Vayamos con los datos y luego iremos con las sensaciones: 490 CV, 48 válvulas y motor de 5.700 cc. El único "extra" del coche son los tubos de escape Capristo. Es un 4x2. Posteriormente la firma del toro sacó el SV que ya era un 4x4. La unidad fue comprada en Alemania por un alicantino que a su vez lo vendió a nuestro anfitrión. El vehículo necesitó de una restauración a fondo, muy costosa en el caso del motor. Gran trabajo por cierto el de la empresa catalana APT Performance tras más de 6 meses de trabajo. El mantenimiento lo hace Talleres Virauto de Almoradí.

¿Que sensaciones produce el Diablo? Si es impresionante por fuera, por dentro no lo es menos. Acceder y salir de él no es sencillo. Hay que hacerlo en escorzo y practicar algo de contorsionismo. Las puertas se abren en élitro, un apertura que es una de las señas de identidad de la criatura. El arranque es de los que advierten que estamos ante palabras mayores. El rugido es monumental. Hay que pillarle las medidas pues el tren trasero es más ancho que el delantero. La visión trasera es muy limitada y conviene subirse a la estribera para ver mejor lo que tenemos tras nosotros. La primera es a la izquierda y para atrás, la segunda a la derecha arriba y así sucesivamente. La caja de cambios de es de cinco velocidades. El accionamiento de la palanca de cambios es suave y se facilita gracias a la rejilla incorporada, pero debe hacerse con energía y sin titubeos. El grupo es muy largo. Se pueden coger 120 kms/h en segunda para adelantar al vehículo que nos precede sin inmutarse....Todavía quedan tres marchas más....

Para embragar hay que hacer un poco de esfuerzo. No lleva servodirección por lo que es un buen ejercicio de biceps a coche parado; frena muy bien, es cómodo, no nos resulta en absoluto claustrofóbico y pide ser llevado por encima de las 3.500 r.p.m.

En materia de mantenimiento es un vehículo al que hay que cambiar embrague y correas, además de bajar el motor, cada 25.000 kms. No es recomendable callejear con él. No es que todas las miradas se centran en nuestro protagonista y resulte un tanto intimidante y atosigante que todo ello es cierto, sino que está pensado para carretera abierta donde refrigera mejor. La ciudad no es para él. El embrague sufre mucho, es fácil quemarlo y además los regímenes bajos no son de su agrado. En autovía/autopista es "el jefe".

Su cotización va de los 150.000 a los 300.000 euros, según estado. Pese a la exclusividad del producto, el redactor ha llegado a ver, además de nuestro protagonista de hoy, otros cuatro Diablos en Alicante en las últimas décadas: uno rojo, otro lila roadster, uno dorado y otro amarillo que fue destruido en un accidente.

En fin, toda una experiencia y sobre todo un homenaje más que merecido el que pensamos que había que dedicar a uno de los coches más espectaculares de la historia. El tiempo parece que no pase para él a decir por las miradas de admiración que concita a su paso. Dentro de otros 25 años seguirá siendo el centro de atención allá por donde circule y eso está al alcance de unos pocos elegidos.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.