Recomendaciones de la OCU a la hora de comprar un coche de segunda mano

  • Published in

Comprar un coche usado puede ser una buena opción, sobre todo para aquellos que desean ahorrar en la compra de su vehículo. Sin embargo, deben tenerse en cuenta una serie de precauciones para evitar sorpresas desagradables. La OCU recomienda en primer lugar revisar el vehículo con un profesional. Si no es posible, puede hacerlo uno mismo sin olvidar los siguientes pasos: Comprobar su estado por fuera y a la luz del día: pintura, golpes, indicios de algún accidente grave anterior…

Abrir el capó: compruebe el aceite y la correa de distribución. Confirme que los neumáticos son los que aparecen en la tarjeta de inspección técnica y que su dibujo tiene al menos 1.6 mm de profundidad.

Empuje el coche de costado con fuerza para comprobar la amortiguación. Entre en el automóvil y verifique que tanto los cinturones de seguridad, como la regulación de los asientos y las cerraduras de las puertas funcionan correctamente.

Introduzca la llave de contacto y pulse todos los interruptores para comprobar que funcionan correctamente y que los pilotos se iluminan. Arranque el coche: confirme que los pedales no tienen demasiado juego y pise a fondo el pedal de freno durante 20 segundos: si no vuelve a su posición inicial, el circuito tiene fugas. Las ruedas deben responder a los giros del volante sin margen de holgura.

Realice una prueba del coche en carretera. Primero que conduzca el vendedor y trate de detectar posibles sonidos que puedan ser indicio de avería. A continuación, condúzcalo y verifique que el coche no tiene problemas.

Ante la menor duda, es mejor pedir al vendedor que permita que un taller verifique que está en buen estado antes de firmar la compra.  Compruebe que todo es legal: los fraudes y trampas son más frecuentes de lo que podríamos pensar; las manipulaciones en el cuentakilómetros, por ejemplo, son frecuentes. 

Negocie un precio justo: un coche con cuatro o cinco años de antigüedad puede costarte la mitad que si lo hubiera comprado nuevo. 

Ahorre con el seguro: Si el automóvil tiene más de cinco años no compensa contratar una póliza a todo riesgo.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.