Una de cada tres multas tramitadas por Tráfico está mal notificada

  • Published in

Por el volumen de multas que cada día se publican en el Boletín Oficial del Estado y por el último informe de auditoria de las cuentas anuales de la DGT de 2016, donde se recoge que la DGT no contabilizó 192 millones euros de cancelaciones y anulaciones de multas por prescripción, falta de notificación o insolvencia, AEA (Automovilistas Europeos Asociados) ha estimado que una de cada tres multas de las que se tramitan en España está mal notificada. Teniendo en cuenta que de ellas el 1% tiene pérdida de puntos, 45.000 conductores cada año estarían perdiendo puntos sin que nadie se lo estuviera advirtiendo.

Una reciente sentencia dictada por el Juzgado de los Contencioso-administrativo nº 21 de Madrid ha condenado a la DGT a devolver los puntos detraídos a un automovilista al que Hacienda había anulado previamente una multa por estar mal notificada. Además condena a Tráfico al pago de las costas judiciales. Se trata de la primera sentencia que se produce en España en este sentido y va a permitir que cerca de 10.000 conductores puedan recuperar cada año los puntos que, tanto Tráfico como los ayuntamientos, detraen indebidamente por multas mal tramitadas.

El caso ahora resuelto favorablemente para el automovilista (que fue asistido desde el primer momento por los letrados de AEA se inició por una reclamación ante Hacienda porque la multa de 240€ que se le reclamaba con recargo por un nunca había llegado a su conocimiento.

En una primera instancia la Agencia Tributaria de Madrid (AEAT) denegó el recurso argumentando que Tráfico le había notificado la multa a través de una publicación edictal en el Tablón de Sanciones de Tráfico (TESTRA), porque la notificación postal había sido devuelta por el servicio de correos “con la indicación de ausente en horas de reparto”. Sin embargo, la reclamación planteada en segunda instancia ante el Tribunal económico-administrativo Regional de Madrid, sí fue aceptada porque la notificación postal fue dirigida a un domicilio que no era el indicado por el interesado y por tanto, la notificación edictal no estaba justificada.

En base a esa resolución del TEAR se solicitó a la Jefatura provincial de Tráfico de Madrid que se le devolvieran los puntos, pero está se negó argumentando que la anulación de una multa por parte de Hacienda no puede significar dejar sin efecto que corresponden por la sanción al no tener “facultades revisoras de la competencia sancionadora en materia de tráfico”.

Se reiteró la petición al no entender cómo se puede anular la parte económica de una multa que no había sido notificada y por tanto, no había adquirido firmeza, pero se mantenía la detracción de puntos, pero Tráfico ya no quiso contestar, inadmitiéndola y obligando al ciudadano a tener que acudir a los tribunales.

Ahora la resolución judicial es clara y acoge íntegramente los argumentos planteados desde el primer momento por los letrados de AEA en defensa de los derechos de uno de sus miembros, ordenando la restitución de los puntos detraídos al considerar que al haber anulado Hacienda una multa que reclamaba con recargo por no haber sido correctamente notificada, “la sanción no había adquirido firmeza y no debió anotarse en el Registro de Conductores e Infractores, ni tampoco la detracción de puntos”.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.