Tipos de soportes portabicicletas

  • Published in

Sin duda la bicicleta ya se ha consolidado como uno de los medios de transporte más populares en vías urbanas e interurbanas. Por este motivo y debido al “enganche” de este medio, a continuación enumeramos los pros y los contras de los soportes para llevar las bicicletas en nuestros vehículos. Existen tres tipos de soporte y cada uno, con unas características específicas para ello. Portabicicletas de techo: Sin duda los más asequibles y también los más fáciles de montar, si bien es cierto que en el momento de subir la bicicleta puede no ser lo más cómodo del mundo, sobre todo si se trata de bicicletas pesadas. A parte de este inconveniente, nos encontramos también con que pueden llegar a modificar la aerodinámica de nuestro vehículo, que notaremos si hay fuertes rachas de viento.

Portabicicletas de puerta trasera: El más cómodo aunque también quizás, el más complicado de montar. Si nos encontramos que la instalación tapa las luces o la matrícula, será necesario comprar un suplemento para evitar dichos problemas de visibilidad.

Portabicicletas de remolque: La solución más segura y más fácil de instalar aunque es imprescindible tener una bola de remolque para anclarlo al vehículo. También es probablemente la opción con el precio más elevado.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.