¿Por qué es importante mantener la distancia de seguridad?

  • Published in

Entre los accidentes de tráfico más frecuentes están las colisiones por alcance, un riesgo que podemos evitar siempre que respetemos la distancia de seguridad adecuada con respecto al vehículo que circula por delante. La empresa premium de alquiler de coches Sixt ofrece unos consejos de seguridad vial para que los conductores sepan cómo evitar este tipo de colisiones. El Reglamento General de Circulación (art. 54) obliga a todos los conductores que circulen detrás de otro vehículo a mantener una distancia de seguridad entre ambos que le permita detener el coche con seguridad y sin colisionar con él. La normativa no especifica los metros que hay que dejar de espacio libre para turismos o motocicletas, pero sí dice que el conductor deberá tener en cuenta la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado.

La norma también obliga a mantener dicha distancia entre vehículos con el objetivo de que otro conductor pueda adelantarlo con seguridad.

Al volante de un vehículo la concentración debe de ser máxima, entre otras cosas, para no reducir esta distancia de seguridad debido a una distracción o falta de atención. Todo conductor debe adecuar esta distancia según diversos factores:

- La velocidad: a mayor velocidad, mayor distancia de frenado necesitamos para detener el vehículo.
- El estado de la vía: hay que observar si está húmeda, con hielo, con firme en mal estado, con arena, si está lloviendo o nevando…
- El estado del vehículo: si los amortiguadores, frenos o neumáticos no está en buen estado, la distancia recorrida para frenar un coche será mayor. También influye si el coche está equipado con dispositivos electrónicos de ayuda a la conducción o no (ABS, ESP, control de tracción…).
- El estado del conductor: el tiempo de reacción aumentará si el conductor está cansado, ha consumido alcohol o drogas o se distrae.
- En el caso de que el asfalto esté mojado, los neumáticos gastados y el vehículo no disponga de ABS, necesitará más del doble de la distancia para frenar, según pruebas realizadas por la Dirección General de Tráfico (DGT).

No respetar dicha distancia de seguridad se considera una falta grave y conlleva una multa de 200 euros, además del riesgo de accidente tanto para los ocupantes de dicho vehículo como para el resto de usuarios.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.