El ángulo muerto y los cambios de carril

  • Published in

El ángulo muerto es uno de los enemigos principales en el momento de cambiar de carril. Actualmente hay modelos de coche que ya incorporan sensores para evitarlo, pero si no dispone de dichos sistemas, aquí van unos consejos para subsanarlo. En primer lugar, ajuste correctamente los retrovisores. Para hacerlo de manera correcta, y tal y como nos dice la DGT, los retrovisores se tienen que ajustar en parado, sin desnivel y con el conductor en posición habitual. Los retrovisores laterales tienen que ajustarse hasta el punto en que se deje de ver la carrocería del coche.

Hay que girar la cabeza con precaución. Sin duda no es la mejor alternativa pero en el momento de realizar el cambio de carril, si no hay peligro delante, podemos girar de manera rápida el cuello para ver si tenemos un vehículo al lado. Todo este proceso se tiene que realizar de manera rápida y precisa.

Se debe señalizar los movimientos con suficiente antelación. Para anunciar el cambio de carril, tendremos que advertir de nuestra intención con tiempo suficiente para que los vehículos que tengamos detrás nuestro nos dejen espacio para cambiar.

Evite el ángulo muerto. Si va en moto, deberá evitar situarse en el ángulo muerto. Uno de los trucos que podremos usar es el siguiente: si circulamos y no le vemos la cara al conductor mediante los retrovisores laterales, querrá decir que nos encontramos en ángulo muerto respecto a ese vehículo.

Ya hay muchos fabricantes que ofrecen tecnología para evitar el ángulo muerto mediante sensores que detectan si hay vehículos en nuestro lateral.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.