5 de octubre: Día Internacional de la Educación Vial

  • Published in

Desplazarse de un lado a otro implica siempre hacer frente al tráfico. Peatones, conductores y usuarios del transporte público se exponen a multitud de peligros que hacen que cada año mueran en el mundo 1,3 millones de personas, como consecuencia de accidentes de tráfico, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Reducir estas cifras es uno de los grandes retos de la sociedad. Entre los objetivos prioritarios para conseguirlo debería establecerse concienciar a la ciudadanía y generar comportamientos encaminados a la creación del sentido vial, así como unas pautas adecuadas para una movilidad segura, especialmente entre los menores.

Los niños conforman uno de los principales grupos de riesgo de muerte en un accidente, ya sea por imprudencia, desconocimiento de las normas básicas de seguridad o simples descuidos, tanto por su parte como por la de sus progenitores.

Con el objetivo mejorar esta situación, la startup viguesa Help Flash ha elaborado una serie de consejos para fomentar la educación vial entre los más pequeños a fin de que sepan desenvolverse con facilidad no sólo en las calles, sino también en el interior de los vehículos:

Recuerde que imitan lo que ven: De nada sirve cruzar con el semáforo en rojo y recalcar a los más pequeños que esa acción no es la correcta. Los adultos deben ser los primeros en respetar la normativa, especialmente cuando están acompañados de menores de edad.

Controle los impulsos: Actuar con cautela cuando uno se pone al volante sin provocar a los conductores y sin emplear el móvil en el coche son acciones que los niños tienen en cuenta a la hora de desarrollar sus conductas .

Emplee el juego: Conseguir que aprendan educación vial mediante el juego es uno de los métodos educativos más eficaces para transmitirles cuáles son los riesgos y responsabilidades derivados de la vía pública.

Arranque cuando todos tengan el cinturón de seguridad puesto: Más de 200 personas han sido sancionadas por viajar sin cinturón de seguridad o sistemas de retención infantil entre el 11 y 17 de septiembre, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Aprenden mediante la experiencia: Utilizar espacios para dar ejemplos concretos dentro del propio escenario, como puede ser detenerse en un stop o cruzar un paso de cebra sólo cuando el muñeco está verde, ayudan a los niños a interiorizar acciones de educación vial como hábitos propios de su día a día.

Aparcar el vehículo correctamente, especialmente en las cercanías de centros escolares: Las prisas mañaneras hacen que las inmediaciones de los colegios se conviertan en verdaderos centros de infracciones de seguridad vial: coches aparcados en doble fila, niños que bajan del vehículo por el lado opuesto a la acera, cruces por lugares indebidos para ganar tiempo...

Las buenas formas, parte de la seguridad vial: Transmitir la importancia de ayudar a los demás, aunque sea fuera del entorno familiar también es un valor a tener en cuenta a la hora de transmitir educación.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.